gallery/mini anunciate publicitate

REDES SOCIALES

AUTORES

gallery/iturgas 2012 sl - copia

PATROCINADORES

ENLACES DE INTERÉS

gallery/todoturf
gallery/derbyday
gallery/foto carnet-andersues
gallery/_-4
gallery/logohipodromoa
gallery/logo p.p.diaz
gallery/andre pereira
gallery/logo_enriqueleon
gallery/logopatrik_olave
gallery/giraldaturf
gallery/harasulzama
gallery/serturf-300x211
gallery/gif godolphin
gallery/logo jose carlos cerqueira
gallery/war
gallery/team augelli.png
gallery/md_5a98273bb9a60
gallery/martillo subasta
gallery/mini anunciate publicitate
gallery/libro fotos

Un campeón en toda regla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abdel en la Copa de Oro 2013 | Foto: El Diario Vasco

 

Por Ander Suescun Ochandorena

Hoy me gustaría hablar de un campeón en toda regla que es quien si no que Abdel. Un caballo que siempre me ha gustado y más cuando viene a correr a mi hipódromo, San Sebastián.

En mis 17 años de vida nunca he visto un caballo tan espectacular dentro y fuera de las pistas, siempre con un aspecto espectacular gracias a su físico deslumbrante. Bien es cierto que es un caballo que suele sudar en el paddock como paso el año pasado antes de ganar la Copa de Oro, pese a ello corre y gana como nadie. 

Muchas personas dudaron de que iba a hacer en la Copa de Oro de este año por los problemas de salud que tuvo después de su estancia en Dubai. La verdad es que reapareció en Madrid en la pista de arena muy bien pese a que los rivales no eran comparables a sus siguientes salidas. Además, las dudas aumentaban sabiendo que tres días después iba a correr otro Gran Premio.

Llegó el día, el paddock estaba repleto, la expectación era máxima. En el último instante se retiró el caballo del jeque Zamaam, así el lote se reducía a 7 participantes. Entonces, fueron llegando los participantes: Celtic Rock, Fortun, Brindos, los foráneos, Narrow Hill, Sant' Alberto... Faltaba bien es cierto un toro, Abdel. Allí llegó con su cuello firme y en un estado magnifico. Poco faltaba para darse la salida y después de hacer mi apuesta a favor de Abdel y Narrow Hill, el favorito de los apostantes, se dio la salida. El ritmo de la prueba era fuerte con unos caballos por los palos y otros por el exterior. Al paso por primera vez del poste de llegada los aplausos eran máximos con Abdel al frente junto a Celtic Rock. Cuando pasaron la curva de Bugati parecía que la victoria estaría entre Abdel y Narrow Hill, mi gemela. El español aguantaba con los ánimos de los presentes y llegaba el francés con autoridad que finalmente consiguió la victoria este último.

Siempre se dice que del segundo no se acuerda nadie yo en cambio no lo olvidaría. Después de la carrera tenía ganas para que pasaran tres días para ver de nuevo al campeón.

El viernes fue una gran jornada, pero ya llego el día clave, el lunes. Bien es cierto que no había tanto público como el viernes, pero los grandes aficionados allí estaban. Abdel llegó otra vez de los últimos y tan espléndido como siempre. Las dudas esta vez eran si podría correr bien 72 horas después de participar en una carrera tan importante. Yo la verdad es que no tenía dudas y otra vez hizo lo que un campeón hace ganar. Gano por dos cuerpos ante un gran Totxo que llegaba como un tiro.

En este caso hice una cosa que no suelo hacer, ir al recinto de ganadores y aplaudir a un caballo que se lo merecía de verdad. Sentí que tenía delante a un campeón y que siempre que corriese fuese mi favorito y mi campeón.

gallery/abdel